Formación elearning

La formación no tiene porque ser aburrida. Capítulo I: ¿Te gusta el elearning?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

¿Qué opinión tienes de los cursos elearning? Seguro que los últimos años has completado algo, bien en tu empresa, o quizás por tu cuenta, pero, ¿cuál es el motivo por el que te decidiste por esta modalidad formativa? Ahorro de tiempos, costes, reducir desplazamientos… ¿O simplemente porque era lo que había? Probablemente este sea uno de los motivos de tu elección. ¿Qué le pedirías a tu curso elearning?

El mercado del elearning

El elearning nació ya hace unas décadas, de la mano de la explosión del mundo digital, las páginas webs y la aplicaciones web. En sus inicios los argumentarios de venta eran los típicos de un mercado incipiente, novedoso y que busca su sitio dentro del mercado de las soluciones de formación y recursos humanos. Ahorro de costes, tiempos, desplazamientos… argumentos todos ellos basados en la razón, en la necesidad, en este caso de las empresas, mercado en el que se desarrolla inicialmente el ecosistema de las soluciones elearning.
En etapas iniciales de este tipo de soluciones, orientadas a las empresas, todos los proveedores elearning nos centramos en ofrecer argumentos racionales para vender plataformas y cursos elearning, eso si, con diferentes soluciones y tipos de productos, con más y menos éxito.

Actualmente el elearning es un mercado asentado y en continuo crecimiento, en el que no es preciso explicar las bondades de formarte online. Tras muchos años de “evangelización” el mensaje a calado y quien mas quien menos ha hecho un curso elearning en los últimos meses y probablemente vaya a hacer otro en los próximos, pero, ¿los usuarios de ahora piden lo mismo que hace 10 años? ¿Buscan lo mismo? La respuesta es sencilla. ¿Te comprarías ahora un iPhone 3? ¡Sí, un iPhone 3! ¿Te parece muy antiguo? ¡Pues se lanzó en 2008, y fue el producto mas innovador de la década!

Y si un iPhone 3 te parece una reliquia, ¿es normal que estés haciendo los mismos cursos de hace 10 años? Pantallas, aburridas pantallas, infantiles juegos o peor, PDFs en pantallas.

En un mercado consolidado, los usuarios pedimos productos, que más allá de que cubran nuestras necesidades, nos gusten. Buscamos la experiencia de usuario. Buscamos y vamos a comprar lo que nos motiva, lo que nos gusta, porque sabemos que, además, funcionalmente todas las soluciones que elijamos cubrirán en gran medida las necesidades funcionales. ¿Comprarías un coche antiguo que no te gusta, que no te guste nada de nada, solo porque sea funcional, si te costara lo mismo que un coche nuevo con un diseño atractivo?

Los proveedores elearning

En todo mercado, solo sobreviven los mejores, los mas preparados para afrontar los cambios, las crisis y la evolución del mercado y las nuevas oportunidades. Unos sucumben a los cambios, a las crisis y mueren. Otros, como consecuencia de ello, encuentran una oportunidad y nacen. ¿Recuerdas, por ejemplo marcas de vehículos que han cerrado? ¿Cuántas sobreviven desde el inicio de la automoción? ¿Cuántas van a desaparecer con el coche eléctrico? ¿Y con el coche autónomo?

Pues el mercado de los proveedores elearning está en una fase de profundo cambio. La crisis, la consolidación del mercado, el nuevo perfil de sus clientes, de sus alumnos, la evolución de la tecnología… Todos ellos son factores profundos como para pensar que seguir ofreciendo las mismas soluciones de hace 10 años, o de hace 5 años, es un factor clave para certificar la pronta defunción de tu empresa. ¡Es que muchos proveedores no se han dado cuenta, ni han pensado lo del iPhone 3! Siguen vendiendo lo mismo pero ni han pensado que nuestros hábitos han cambiado. El móvil, algo que todos tenemos y sabemos usar, algo que utilizamos a todas horas, es el aliado mas poderoso del elearning, que sumado al vídeo, esa poderosa manera de comunicar, proporcionan a nuestros alumnos unas herramientas tan poderosas que es casi imposible competir contra ellas.

El móvil más el vídeo, el vídeo más el móvil… ¿Se pueden ofrecer soluciones formativas ajenas a ello? Todavía hay proveedores que siguen ofertando cursos de pantallas, muchas y aburridas, para que hagas desde tu ordenador. No hablamos de la formación subvencionada, de eso… mejor ni hablar. Bastante daño ha hecho ya a la calidad de la formación, especialmente de la formación elearning.

Afortunadamente,  algunos pocos, menos de 4 o 5, pueden presumir de haber dado este paso y sobrevivido a la crisis renovando su oferta. Otros pocos simplemente sobreviven, hasta que la simple evolución y progreso, los acabe de tumbar. Muchos, la mayoría, ya han cerrado… Por otra parte, este nuevo ciclo, estas nuevas oportunidades, han hecho nacer interesantes e innovadoras ofertas que se apoyan en el vídeo, la movilidad o la gamificación, por citar algunas tendencias actuales, centrando sus soluciones en la experiencia de usuario.

¿Quién compra un curso elearning?

Si nos centramos en el mercado B2C parece claro que son las empresas, ¿no? Es obvio… ¿O quizás no tanto?

  • Departamentos de tecnología y sistemas

En los inicios del elearning, hace ya unos años, estos proyectos eran básicamente tecnológicos. El área de TI de la empresa era quien elegía la solución, tecnológicamente soportada y testada, y en muchas ocasiones sufrida por recursos humanos. Este fue, y sigue siendo aún, uno de los errores “de manual” que las empresas se han empeñado en reiterar.

  • Departamentos de RRHH y formación

Una vez el sector ha evolucionado, la mayoría de las empresa han entendido que una solución de RR.HH. compete principalmente a RR.HH. y debe ser liderada por ellos, con independencia de los recursos tecnológicos necesarios. Recursos que deben ser proporcionados por las áreas de sistemas y tecnologías de cada empresa.
En estos momentos, RR.HH. es quien dirige y tiene competencias sobre la decisión de implementar herramientas y modelos elearning, pero, ¿es RRHH quien debe decidir la compra de una plataforma elearning, de un curso o una solución de gamificación?

Las personas las que deciden la compra de plataformas

Sí, el poder reside en los usuarios, en los empleados cuando hablamos de empresas. No son las empresas quienes deben decidir la compra de una plataforma, de un curso elearning, sino sus empleadas y empleados. Personas con la suficiente experiencia y madurez como para saber lo que quieren, y básicamente lo que les agrada, lo que les gusta. Nuestros empleados no toleran imposiciones si no ven un beneficio a corto plazo, como mucho aceptarán el uso de herramientas contra su voluntad porque no les queda mas remedio. Ahora bien, ¿qué coste tiene para una empresa tener que convencer a sus empleados para que usen herramientas poco motivadoras para ellos? ¿Tiene sentido tener que perseguir y convencer a tus empleados para que hagan un curso online? ¿Cuánto te cuesta?
Tenemos que dejar que nuestras y nuestros empleados sean los que decidan la mejor de las soluciones en base a su experiencia de uso, y a partir de ahí, construir o buscar una solución que pueda adaptarse a los recursos existentes en las empresas, y no al revés.

El mercado tecnológico actual es de compradores, no de vendedores

En 2020 y con un desarrollo tecnológico trepidante, frenado en algunos casos por factores externos como las crisis, algunos todavía no han entendido que esto ya no de vender sino de comprar. Los usuarios, a nivel personal, tienen acceso a ver y probar todo tipo de productos, tienen acceso a elementos tecnológicos innovadores, ya no es como antes que alguien te ofrecía un televisor y si te gustaba lo comprabas. Ahora el comparador escucha, pero no compra sino que compara, se informa, pide otras ofertas, encuentra otras alternativas… Con un solo clic puede acceder a infinidad de información, su rol ha cambiado, ya no es un cliente pasivo, ya no es un cliente, es un “comprador”, con mucha información y probablemente muy exigente.

El mercado elearning ya no va de vender LMS, vender cursos elearning… Esto va de ofrecer la mejor de las experiencias de uso para que compradores compren tu producto, para ello las soluciones deben convencer a quien realmente las usan, los alumnos, los usuarios, no a quienes las gestionan.

El estado de las soluciones elearning

Actualmente la mayoría de las soluciones implantadas en las empresas no han tenido en cuenta a sus usuarios, sino que han buscado el acomodo dentro de los departamentos de RR.HH. y TI. Han buscado cubrir necesidades, pero de espaldas a sus empleados. Este es el principal factor por el que el aprendizaje en modalidad elearning en muchas ocasiones se ve como “un mal menor”, pero no como un elemento fundamental para el desarrollo de las personas.

Hay otro factor tremendamente negativo que ha hecho un gran mal a la reputación del elearning, las políticas de formación subvencionada, que una y otra vez buscan justificar horas a cambio de dinero, como si estar delante de un ordenador o acudir a una sesión presencial, fuera sinónimo de aprendizaje. ¿Perder el tiempo o aprender de forma menos eficaz de verdad debe ser premiado?
Estos 2 factores han hecho que más del 70% de las acciones formativas impulsadas por empresas en los últimos años hayan sido un fracaso, al menos para los usuarios. ¿estas de acuerdo? ¿has sido alumno de un “curso ladrillo” en el que te veías como un sujeto pasivo que tiene que hacer un curso a pesar de que no te interesaba?

Pero esto está cambiando, esto ha cambiado… No hay marcha atrás. Ya no se vende, ahora se compra.  El elearning, igual que cualquier otro sector, solo puede vivir de usuarios satisfechos que quieran comprar experiencias satisfactorias, si su empresa no se las proporciona ellos la buscarán, a nivel individual… o en otras empresas que hayan entendido de que va esto.

Porque el elearning nunca mas debe ser aburrido, porque no queremos usuarios queremos “fans”. En esta colección de artículos, “la formación no tiene porque ser aburrida”, te vamos a convencer de las ventajas de un modelo de formación orientado a los usuarios, de la importancia del vídeo, del móvil, de la gamificación, de la diversión como hilo conductor hacia el aprendizaje. ¿Te gusta la formación? ¿Te gusta el elearning?

En el próximo artículo «¿Conoces a algún usuario que le guste Moodle?», compararemos los viejos modelos de formación y las nuevas experiencias formativa, te invitamos a seguirnos.

Ir al siguiente capítulo

Guillermo Gredilla, CEO
FIT Learning

Write A Comment